El SíCoop crece y suma a cooperativas de ahorro y crédito

16/10/2019

 

Este martes 15 de octubre se realizó el lanzamiento de los mecanismos de financiación intercooperativos en el marco del SíCoop, por lo que las cooperativas de ahorro y crédito CACFIMM, las que integran la Red Cooperativa CONFIAR y FUCEREP se suman al SíCoop brindando financiamiento.

 

El SíCoop nació como una iniciativa de la Federación Uruguaya de Cooperativas de Consumo (FUCC), y es hoy un sistema de intercooperación para todo el movimiento cooperativo, basado en un marco legal que promueve el desarrollo de proyectos de colaboración y trabajo conjunto entre las cooperativas. El objetivo del sistema es conectar el trabajo de las cooperativas con el consumo de los cooperativistas: es un sistema diseñado para que los socios cooperativistas de cualquier modalidad puedan comprar a través de las herramientas cooperativas, creando una cadena de intercooperación basada en los valores de solidaridad, reciprocidad y transparencia.

El martes 15 de octubre, en la sede del Instituto Nacional del Cooperativismo (Inacoop), se anunció la incorporación al sistema de las cooperativas de ahorro y crédito. Ariel Nicoliello, integrante del Directorio del Inacoop, aseguró que desde hace unos años el SíCoop ha venido teniendo «avances progresivos, graduales, pero creo que hoy entramos en una nueva fase», ya que se suman al sistema las cooperativas de ahorro y crédito. Detalló que ya están en el sistema cooperativas de consumo, agrarias y de trabajo, así como también emprendimientos de la marca social PROVAS, que impulsa el Ministerio de Desarrollo Social.

Nicoliello apuntó que el apoyo de las cooperativas de ahorro y crédito es «muy importante», porque son varias y porque permiten cofinanciar el sistema, sumando los recursos de las cooperativas al del Frecoop del Inacoop. «Esto le va a seguir permitiendo a las cooperativas de consumo adquirir productos de los proveedores a mejores precios», señaló. «Pensamos que en el futuro se van a integrar otras clases cooperativas; sería muy importante que se integraran las cooperativas de vivienda, ya que los socios de estas cooperativas pueden ser clientes sin necesidad de ser cooperativistas de consumo», planteó.

Por su parte, el presidente del Inacoop, Gustavo Bernini, aseguró que la intercooperación «es una de las cosas que nos preocupa más», porque «es una forma de romper barreras comerciales, de poder acceder a mercados desde otro lugar, y potenciar las herramientas que el propio movimiento cooperativo puede generar acumulando fuerzas y escala». En este sentido, mencionó que si bien se habla mucho sobre la intercooperación en eventos internacionales, herramientas como el SíCoop «son en la práctica la intercooperación, ya que distintas modalidades cooperativas se involucran, articulan y se complementan para poder competir mejor en un mundo que es extremadamente competitivo».

En representación de la Confederación Uruguaya de Entidades Cooperativas (Cudecoop), Adán Martínez recalcó que el objetivo del SíCoop es que a los socios cooperativistas les lleguen «productos en las mejores condiciones de precio, calidad y forma de pago», y que con la adhesión de las cooperativas de ahorro y crédito «vamos por buen camino». Aseguró que este proyecto implica cumplir con los principios y valores cooperativos: el principio seis, sobre cooperación entre cooperativas, y con el apoyo financiero de las cooperativas de ahorro y crédito «vamos a dar cumplimiento con el principio número cuatro, de autonomía e independencia».