Los retos que supone el liderazgo de las mujeres

21/05/2019

Se reunió el Comité Regional de Género de ACI Américas en Montevideo, y varias mujeres cooperativistas reflexionaron sobre los espacios de poder.

En el marco de la reunión del Consejo de Administración de ACI Américas que se realiza esta semana en Montevideo, el lunes se reunió el Comité Regional de Género (CREG) en la mañana y en la tarde se convocó al Conversatorio “Cooperativismo-Género a nivel nacional, regional e internacional”, en el salón Dorado de la Intendencia de Montevideo (IM).

Las integrantes de la Comisión de Género de Cudecoop fueron las encargadas de dar la bienvenida a las cooperativistas del interior del país y también a las del exterior que llegaron a Montevideo. Luego la presidenta de la Comisión, la dirigente de la FUCC María de los Ángeles Dati, abrió el conversatorio repasando las actividades que ha tenido la comisión en el último año.  Aseguró que uno de los temas más discutidos durante el último año es la dificultad para que las mujeres cooperativistas ocupen espacios de poder: “¿Por qué las compañeras no llegan a los lugares de decisión? A veces no nos animamos, a veces priorizamos otras funciones. Nosotras no queremos desplazar a nadie, pero queremos trabajar a la par. Ni adelante, ni atrás, al lado”, afirmó Dati.

María Eugenia Pérez, la presidenta del Comité Internacional de Género de ACI, coincidió en que los problemas que afrontan las mujeres cooperativistas son similares en distintos países: “No importa en qué lugar del mundo estemos, todas tenemos las mismas problemáticas: incidencia, violencia y empoderamiento de las mujeres”, aseguró.

Por su parte, Xiomara Nuñez, que es la presidenta del CREG, repasó las principales actividades del Comité en el último año, y mencionó la importancia de la capacitación en temas de género a las propias mujeres de las cooperativas de base: “Desde el CREG seguimos pensando que la formación es fundamental, porque hay que ir a buscar a las compañeras”.

Tras las palabras de apertura de las autoridades, hubo tres expositoras sobre la realidad uruguaya. Mariela Mazzoti, la directora del Instituto de las Mujeres, explicó la estrategia delineada por el gobierno uruguayo y resaltó dos conceptos: “Las políticas de igualdad de género no son políticas sociales, son un componente indispensable en las políticas de desarrollo sostenible de un país, y no pueden ser acciones puntuales, sino acumuladas en el tiempo”.

También expuso Natalia Genta, encargada de una consultoría realizada para ONU Mujeres, Inmujeres y el Instituto Nacional del Cooperativismo, sobre la incorporación de la perspectiva de género en el cooperativismo uruguayo. Genta concluyó que

las mujeres “han estado presentes históricamente en el cooperativismo, pero sus cargos de representación han estado limitados a comisiones devaluadas, con poco poder. Sus intereses han estado muy poco representados”. Genta explicó las características de las mujeres cooperativistas que sí llegan a espacios de poder: “no tienen hijos en edad dependientes, han logrado hitos extraordinarios en sus cooperativas de base y han tenido que luchar para alcanzar es lugar. En los hombres eso no se ve”.

María Laura Coria, la coordinadora del proyecto Cooperación Con Equidad, llevado adelante por la Federación de Cooperativas de Producción del Uruguay (FCPU), presentó los resultados del diagnóstico que realizaron sobre género en el cooperativismo, en base a entrevistas y encuestas a integrantes de más de 400 cooperativas de diez departamentos del país. El trabajo visibiliza la situación de las mujeres a la luz de los siete principios cooperativos. Entre otras conclusiones, Coria afirmó que la mayoría de las mujeres “no visibilizan las distintas violencias que transitan nuestro movimiento”, y afirmó: “¿Existe equidad de género en el cooperativismo? No. No somos diferentes al resto de la sociedad; la diferencia es que tenemos las herramientas para lograrlo, que son los principios y valores cooperativos”.

Luego de las exposiciones se abrió un espacio para el intercambio entre los presentes, y una de las que participó fue Gisela Wild, integrante del CREG en representación de Argentina: “Algunos compañeros piensan que al plantear estas desigualdades estamos hablando mal del movimiento. Y no, el movimiento como herramienta nos permite apostar a la equidad, pero la sociedad está atravesada por la desigualdad”. Por último, la presidenta de Cudecoop y de ACI Américas, Graciela Fernández, cerró la actividad. Aportó su visión como una mujer cooperativista que ha asumido varios retos de liderazgo: “Lo difícil es empoderarnos, que nos escuchen si hablamos de economía, de finanzas y de estrategia. Yo me he rodeado de mujeres para que me ayuden a llevar adelante la tarea”.